,

Emociones y autocuidado en tiempos de confinamiento

En mi vida imaginé que podría ser testigo de algo tan excepcional como la pandemia que hoy en día estamos viviendo.

De momento me proclamo afortunada por estar viviéndolo desde una posición de total privilegio, con la tranquilidad de que mi familia está bien y sin tener ninguna carencia salvo la libertad de salir a calle, algo que, afortunadamente, tampoco echo mucho de menos.

Me siento profundamente agradecida por poder escribirte estas líneas desde el calor de mi casa, por haber llenado hoy mi barriga, por disfrutar de una ducha caliente y por ser consciente y valorar (hoy más que nunca) los pequeños detalles de la vida.

Leer más

,

¿Qué es realmente la aceptación corporal?

La palabra “aceptación” suele generar dudas. Hemos escuchado hablar de ella cientos de veces y aún así nos genera incertidumbre o no sabemos bien cómo interpretarla.

Sabemos que es importante y necesaria en nuestro autocuidado pero no sabemos muy bien qué significa.

Hay quién cree que aceptarse es resignarse, otros piensan que es abandonarse y otros creen que cuando consigan aceptarse finalmente adelgazarán.

La mentalidad dieta nos hace sentir inseguros e insatisfechos con nuestro cuerpo. Nos han hecho creer que solo los cuerpos delgados son válidos en esta sociedad y son reflejo de la salud y el éxito. Nos han embaucado para que queramos cambiar, para que busquemos esa delgadez exitosa aún sabiendo que la forma y el tamaño de nuestro cuerpo no pueden modificarse a nuestro antojo y que la salud no está en el peso.

Leer más

,

¿Feliz Navidad?

Ya se acerca la Navidad. Las calles se llenan de luces, los escaparates están adornados, la publicidad nos invade y las emociones están a flor de piel.

Las Navidades anuncian el final de un ciclo y el comienzo de uno nuevo. Es época de reencuentros, celebración, compromisos y también de reflexión. Nos invaden emociones positivas de alegría, amor, generosidad, y también emociones negativas como nostalgia, tristeza o soledad.

Dependiendo de la experiencia de vida, de las relaciones familiares y de la situación personal actual, la Navidad tendrá un significado diferente para cada persona. Pensar que es una época idílica en la que hay que vivir desde la felicidad y la diversión es totalmente irreal, y además, puede llevarnos a sentir desilusión, estrés y emociones negativas.

Leer más

,

¿Felicitas a alguien cuando adelgaza?

Siempre he sido una persona muy observadora, aunque reconozco que lo que más me llamaba la atención era el cuerpo de los demás (el mío no quería ni verlo). Esto era la muestra inequívoca de mi obsesión por el peso.

Cuando veía a alguien que había adelgazado corría a felicitarle, a decirle lo bien que le veía, lo guapo/a que estaba, a interrogarle sobre cómo lo había conseguido…

No me daba cuenta de lo que había detrás de una felicitación por pérdida de peso, y es posible que tú tampoco seas consciente de ello.

Cuando felicitamos a una persona por adelgazar, aunque lo hagamos con nuestra mejor intención, lo que mostramos es:

Leer más

,

¿Quieres perder peso?

Esta es la pregunta de moda en este mes de vuelta a la rutina y de depresión post vacacional, nuestro querido septiembre. Un mes parecido a enero, en el que nos planteamos nuevos propósitos, cambios importantes y también se nos pasa por la cabeza la idea de perder peso y empezar a cuidarnos mejor.

Estoy muy a favor de plantearse nuevos objetivos y metas, pero sin olvidarnos de que lo verdaderamente importante es que sean alcanzables, realistas y respetuosos con nosotros.

Querer adelgazar es un deseo muy normal. Estoy segura de que si saliera con un micrófono a la calle y le preguntara a cada mujer si le gustaría verse con unos kilitos menos, la respuesta sería un SI rotundo. Es un deseo totalmente normal, no lo juzgo en absoluto porque yo he estado ahí durante mucho tiempo.

Leer más

,

Soy experta en autocriticarme

Vivimos en un mundo en el que el éxito, conseguir y hacer grandes cosas parece ser la clave de la felicidad. Vivimos esforzándonos tanto por hacer, tener y ser, que si no estamos a la altura de lo que se espera de nosotros nos sentimos tristes, decepcionados y desgraciados.

Somos expertos en mostrarnos críticos y duros con nosotros mismos cuando las cosas van mal o no salen como nos gustaría. Tenemos una tendencia innata a juzgarnos, a denigrarnos y nos convertimos en expertos de la autocrítica. Sin embargo es algo universal, es un rasgo humano que tenemos todos, no se trata de una cosa tuya que esté mal, sino que es algo que ni siquiera es nuestra responsabilidad.

Leer más

,

¡El verano es para disfrutarlo!

¿Te has repetido esta frase alguna vez?

Estoy segura que sí, más aún si llevas todo el año trabajando, ahorrando, sacrificándote, cuidándote … Deseas impaciente que lleguen las adoradas vacaciones de verano para olvidarte de todo y darle rienda suelta a tu libertad y dejar a un lado las normas y sacrificios que te han acompañado durante meses.

¡¡Qué sensación más genial!! ¿No te parece? Hacer lo que te pida el cuerpo y sentirte libre por fin durante unos días.

Leer más

,

Recupera el placer de comer

Cuando recuperas algo es porque antes lo habías perdido.

Cuando vivimos saltando de una dieta a otra, es probable que el sentido de satisfacción y placer por comer lo hayamos perdido. Y no es algo extraño ya que dejamos de lado nuestros gustos y comemos de acuerdo a las normas que dicta nuestra pauta.

Vivir bajo unas normas externas que nos dicen qué comer y qué no, son las que nos llevan a catalogar a los alimentos como “buenos o malos”, “aptos o prohibidos”, de forma que inconscientemente podemos llegar a generar asociaciones negativas con el placer.

Leer más

,

Si no hago dieta, ¿cómo empiezo a cuidarme?

Es común que después de las vacaciones de verano o a principio de año nos hagamos la firme propuesta de empezar a cuidarnos (de nuevo). Cuando alguien nos habla de esas intenciones de “autocuidado” automáticamente entendemos que esa persona hará dieta y probablemente se apuntará al gimnasio. Es normal que pensemos así porque el paradigma reinante de nuestra sociedad es el paradigma de las dietas.

Como bien sabes yo no prescribo dietas, de hecho mi filosofía se basa en todo lo contrario, en la no dieta. Como te conté en un artículo anterior, no me parece ético prescribirlas porque no cumplen con el principio de no hacer daño. Ante esto, entiendo que te preguntes: si no hago dieta, ¿cómo empiezo a cuidarme?

Leer más

,

Tú eliges

A lo largo de mi vida me he planteado muchas veces cambiar de hábitos. En realidad esta es la expresión que utilizaba para decir que iba a ponerme a dieta.

Buscaba la ayuda de un profesional y salía de la consulta con una lista de todo lo que tenía que cambiar, que incorporar, que hacer, que no hacer, que evitar, que intentar, que comer, que no comer…. Ufffff

En medio de esa lista de mandatos ¿dónde estaba lo que yo realmente quería? ¿me estaba dando permiso para elegir? Evidentemente, no.

Leer más